Tenemos el placer de entrevistar al Rector de la Universidad de Talca, Álvaro Rojas Marín:

 

¿Considera que hoy en día los retos tecnológicos deben estar presentes de forma preminente en las agendas de los Rectores, en la estrategia universitaria?

La tecnología siempre ha sido parte de nuestras vidas y una herramienta fundamental para abordar los grandes cambios que como sociedad hemos enfrentado en el pasado.  Hoy día, seamos conscientes o no, la tecnología es una herramienta que está en todas las dimensiones de nuestras vidas y especialmente en el trabajo que debemos realizar las universidades en los diferentes ámbitos de nuestro accionar, como la gestión institucional, la formación de pregrado y postgrado, la investigación y la vinculación con el medio.

Los Rectores debemos tomar consciencia de que estas herramientas, si las usamos correctamente, nos permiten enfrentar nuestros desafíos estratégicos de una forma más eficiente y efectiva.

 

¿Cuáles  destacaría como principales retos a los que se enfrentan los responsables de tecnologías de las universidades chilenas?

Uno de los principales retos que enfrentamos las Universidades en esta área dice relación con el cómo aprovechar al máximo las nuevas oportunidades que se generan por los cambios que ocurren cada día en el desarrollo de nuevas tecnologías y el uso de estas nuevas oportunidades para resolver los desafíos más importantes de nuestras universidades.  Las Universidades son instituciones centenarias y por lo tanto muy tradicionales, les cuesta responder con la velocidad requerida a las nuevas oportunidades que se generan.

Por esta razón, la adecuada observación de los cambios y progresos de la tecnología debe estar permanentemente en la agenda de los equipos directivos. Todo ello nos obliga a asumir el desafío de gestionar los cambios, promoverlos interna y externamente, y ser protagonistas en su implementación.

¿Cree que es importante la colaboración en Tecnologías entre universidades, tanto dentro de un país como internacionalmente?

La colaboración para el desarrollo tecnológico es fundamental.  Todas las instituciones de educación superior enfrentamos desafíos similares que son priorizados de manera diferente por cada una de ellas. Esto nos lleva a que siempre existan otras instituciones, nacional o internacionalmente que ya resolvieron problemas que tal vez hoy son prioridad en nuestras agendas. La colaboración  permite aprender de los éxitos y las dificultades con la que otras instituciones se enfrentaron, haciendo posible de esta manera imprimirles una mayor velocidad a los procesos de cambio, incrementando el éxito y oportunidad con la que respondemos a nuevos desafíos.

Contar con plataformas de colaboración nacional e internacional posibilita conocer estas experiencias y construir grupos de trabajo que pueden desarrollar  nuevas respuestas, que de manera aislada sería mucho más complejo atender y resolver.  La experiencia española nos enseña que la colaboración puede tener grandes frutos si somos capaces de romper paradigmas asociados a la competencia y entramos juntos en una nueva fase de la «competencia colaborativa».

¿Qué cree que puede aportar MetaRed Chile a las Universidades chilenas?

 Metared Chile se ha transformado en una plataforma a través de la cual tanto los Rectores como los Vicerrectores y los Directores de Tecnologías de Información pueden compartir y poner en evidencia las principales prioridades estratégicas de nuestras instituciones en los temas de tecnologías de información y de esta forma poder desarrollar alianzas que permiten enfrentar en conjunto estos temas de una manera más eficiente y efectiva.

El éxito de esta iniciativa requiere del compromiso de todas las universidades ya que la red sólo tiene valor por la participación activa de las instituciones que la integran, por lo que mientras más universidades participen mejor es el resultado para cada uno de sus miembros.  Adicionalmente, Metared internacional nos conecta a una serie de experiencias internacionales, lo que permite ampliar las oportunidades de colaboración y conocer casos de éxito que podemos implementar, claro si, con las debidas readecuaciones que se requeiran.  En este punto, la experiencia de las universidades españolas a través de CRUE-TIC es muy valiosa ya que ellos han sabido enfrentar y resolver de manera exitosa los desafíos de la colaboración en temas de tecnologías de información.

Tras un año de MetaRed Chile y próximos a celebrar la segunda edición ¿en qué áreas colaborativas se podría o convendría avanzar?

Las universidades chilenas enfrentamos grandes desafíos en temas de tecnologías especialmente vinculados a las nuevas tendencias de la transformación digital que, más temprano que tarde, debemos acometer.

Los temas más importantes a trabajar dicen relación con:

  • la gestión y gobierno de nuestras tecnologías (activos tecnológicos y datos),
  • las políticas de seguridad informática que existen en nuestras instituciones,
  • el mejor aprovechamiento de las tecnologías educativas disponibles para el cumplimiento de nuestra misión y
  • el lograr mejores acuerdos con nuestros principales proveedores a través de nuestro accionar conjunto como universidades.

Para lograr lo anterior, es muy importante contar con una base de información homogénea, por lo que nos encontramos en plena etapa de construcción de un  primer informe sobre el uso de tecnologías de información en las universidades, lo que nos permitirá compararnos nacional e internacionalmente en áreas que son fundamentales para nuestra gestión.

Los desafíos son muchos y por lo tanto la participación de todas las universidades es lo único que permitirá enfrentar el futuro con éxito.