Título:  Convirtiendo los espacios de aprendizaje desde la tecnología

Institución: Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA)

La introducción de tecnología en el proceso de aprendizaje tuvo un incremente constantes en los últimos años. Cada vez más profesores utilizan software de aplicación como material fundamental para brindar clases. Inicialmente la primera carrera que hizo uso intensivo de los laboratorios fue la carrera de Ingeniería Informática. Después del año 2000, el uso de los laboratorios se masifico, llegando a finales del 2016 a contar con más de 450 equipos distribuidos en los distintos laboratorios de la universidad. En inicios del segundo semestre de 2016, el 42% de las materias que se dictaban en dicho cuatrimestre para las carreras de grado, tenían asignadas horas de laboratorio de computadoras.

Características de los laboratorios y dificultades asociadas

Layout. La mayoría de los laboratorios de computadoras de la universidad siguen dos tipos de layout basados en tipos de clases magistrales, donde se ubica un docente en el frontal del aula sobre una tarima, donde tiene acceso al pizarrón y a recursos audiovisuales. Seguidamente se ubican filas con mesas y sillas donde se sientan los estudiantes. La reorientación de muchas de las clases magistrales a clases prácticas, de trabajo en grupo, de generación de pensamiento crítico y debate, conlleva a la necesidad de modificar los layouts de trabajo, en pos de favorecer la colaboración entre pares. El modelo de layout de los laboratorios tradicionales, dificulta la implementación de este cambio de paradigma, sumado a la poca flexibilidad que brinda para generar equipos de trabajo dentro del mismo.

Equipamiento y software. El equipamiento estándar de los laboratorios para cada estudiante y profesor consisten en PCs con monitor, teclado y mouse cableado. La necesidad de contar con software de requerimientos completamente heterogéneos entre sí, dificulta la posibilidad de estandarizar el equipamiento, produciendo que las computadoras, en algunos casos, estén por debajo de los requerimientos mínimos indicados por los proveedores de las aplicaciones, poniendo en riesgo el normal funcionamiento del mismo y por consiguiente de las clases.

Nivel de uso. El horario de clases estándar en el ITBA es de lunes a viernes de 8 a 22hs durante el periodo lectivo que va de marzo-junio, primer cuatrimestre y agosto-noviembre, segundo cuatrimestre. La ocupación de los laboratorios llega al 90%, pudiéndose considerar plena. Cada vez con mayor frecuencia las distintas materias de la universidad recurren a desarrollar el aprendizaje apoyándose en software específico. Hoy en día, todas las carreras tienen asignaturas que requieren utilización de software en clase. Para poder satisfacer la demanda, la universidad debería crear no menos de dos laboratorios nuevos por año. Una importante consecuencia adicional en el uso intensivo de los laboratorios, es las pocas posibilidades que tienen los estudiantes para practicar fuera de clase, tal es así, que muchas veces visitan los campus fuera del periodo lectivo.

Escasas ventanas de mantenimiento preventivo. La ocupación casi plena que tienen los laboratorios durante los días dentro del periodo lectivo, conlleva a contar con escasas ventanas de soporte para realizar tareas de mantenimiento preventivo, reduciendo las capacidades del equipo de TI a realizar solamente mantenimiento correctivo. Como consecuencia se produce un deterioro mayor en el equipamiento del mismo.

Costos de mantenimiento incrementales. El incremento en el número de equipos, la creciente complejidad en la instalación y administración de las aplicaciones, las necesidades de mayores prestaciones y servicio, disparo los costos de mantenimiento de TI en HH necesarias dedicadas exclusivamente a mantener la operación, llegando en muchos casos a no satisfacer la demanda generando un deterioro en la calidad de servicio y la queja de profesores y estudiantes. Cada año ser requiere asignar entre un 10% y 12% de HH adicionales, junto con un 10% de insumos para reparación.

Dificultades para la implementación de nuevo software durante periodo lectivo. Para asegurar que los laboratorios cuentan con el software necesario para el desarrollo de las clases, el equipo de TI abre dos ventanas de tiempo previas al inicio del periodo lectivo, donde recibe las solicitudes sobre el software necesario para el próximo semestre. Una vez cerrada la ventana de implementación, no se modifica la imagen que tiene cada equipo, debido a la ausencia de ventanas de mantenimiento y para no introducir un nuevo software sin el periodo de prueba necesario que ocasione un mal funcionamiento en las computadoras. Frecuentemente, los profesores que participan en congresos y sesiones, quieren introducirles a sus estudiantes nuevas aplicaciones durante el semestre en curso y se ven imposibilitados de hacerlo.

Incremento en el BYOD. Las nuevas cohortes de estudiantes pertenecientes a las nuevas generaciones tienen muy adoptado el uso de sus propios dispositivos como soporte al aprendizaje. Generalmente, un estudiante adopta una plataforma de preferencia, en un dispositivo elegido y quiere poder utilizarla en el entorno universitario.

Virtualización como solución en el ITBA

El proyecto de virtualización de los laboratorios tradicionales de computadoras fue la respuesta que tuvo TI para hacer frente a los desafíos planteados. Es así como nace “ITBA Workpace”, un servicio que permite usar todas las aplicaciones disponibles en los laboratorios tradicionales de computadoras desde cualquier dispositivo, en cualquier momento y en cualquier lugar. Es utilizado por profesores y estudiantes para todos los tipos de curso que brinda la universidad, pregrado, grado, posgrado, intercambio y extensión.

Objetivo. Convertir a todas las aulas del ITBA en un potencial “laboratorio de computadoras” dado que los estudiantes podrían usar las aplicaciones en sus propios dispositivos. Adicionalmente buscamos que este laboratorio virtual esté disponible 24×7 los 365 días del año, permitiendo a los estudiantes aprender y desarrollarse desde ubicaciones externas a la universidad, en cualquier momento del día.

Workspace permite ejecutar aplicaciones sin tenerlas instaladas, Abrir un escritorio con todas las aplicaciones listas para usar, guardar archivos en la nube o localmente e incluso en un pendrive, imprimir en los centros de impresión de la universidad o navegar en Internet.

Beneficios esperados. Con Workspace buscábamos:

• Mayor disponibilidad del software que utilizan los estudiantes sin requerir que una determinada aula esté disponible
• Mejora en la administración del laboratorio por parte del equipo de TI
• Posibilidad de virtualizar las aplicaciones que necesiten los profesores durante el cuatrimestre en curso
• Disminución de los costos de mantenimiento de hardware
• Posibilidad de que los estudiantes y profesores accedan al software desde fuera de la Universidad
• Posibilidad de que los estudiantes y profesores utilicen distintos dispositivos
• Posibilidad de que los estudiantes accedan en cualquier momento del día
• Disminución de activos físicos (CaPex inmovilizado)
• Esquema de licenciamiento y costos adaptable a la demanda

Solución técnica

Virtualizacion. El principal desafío técnico que tenía la implementación del proyecto de virtualización fue el requerimiento de no comprar arquitectura física para poder llevarlo adelante, es decir que la solución tenía que poder operar en la nube pública. Se decidió trabajar con las soluciones de Citrix XenDesktop, XenApp y NetScaler. La elección obedeció a los siguientes factores, la posibilidad de contar con escritorios Windows y Linux, experiencias de los partners locales, implementaciones en la nube existentes en otras regiones y posicionamiento en el mercado.

Nube. Se eligió como nube publica, la versión OpenCloud de Huawei-Telefonica. El principal factor que se tuvo en cuenta en la elección, fue la necesidad de que la latencia con la ubicación de la nube sea menor a 10ms. Uno de los datacenter de OpenCloud en la región, se encuentra en Argentina, por lo cual, la latencia suele ser siempre menor a los 5ms. Otro factor a tener en cuenta, fue el marco regulatorio, dado que, al estar en la Argentina, cumple con las leyes de nuestro país, en caso de estar en el exterior, se deben realizar acuerdos especiales para garantizar el cumplimiento.

Recepción

En las primeras 2 semanas accedieron 413 usuarios únicos, hoy en día cuenta con más de 2000 usuarios. Tanto docentes como estudiantes adoptaron Workspace desde el primer momento ya que convirtió cada espacio de la universidad en un potencial laboratorio y a su vez les permitió un “ITBA donde sea”, usar el software desde fuera de la universidad y desde cualquier dispositivo ya no solo desde una computadora con altos requerimientos técnicos.

Encuesta. La primera encuesta que realizamos a través de la aplicación móvil reveló que el 32% de los estudiantes le parece ¡Muy buena! la experiencia con Workspace, siendo “Buena” 25 %, “Excelente” un 9%, “Regular” 18%, “Mala” solo un 3% y 13% los que nunca lo usaron.

Conclusión. En el ITBA, las aulas se están convirtiendo en espacios de aprendizajes, donde la experiencia de intercambio entre profesores y estudiantes, no ocurre únicamente dentro de un cuarto cerrado y en un horario determinado, sino que el aprendizaje se puede dar en cualquier momento y en cualquier lugar.
El desafío tecnológico que produce este nuevo concepto, no es menor, pero es deber de las áreas de Tecnología de la Información, ponerse a la vanguardia de estos temas, pensando en cómo alinear la estrategia tecnología en pos de la transformación de los modelos educativos.
Es por eso que consideramos que el nuevo servicio Workspace es un paso más en la dirección de la transformación digital.